7 errores que cometés al aplicar tu tratamiento capilar y que le quitan efectividad

COMO APLICAR MASCARILLA CAPILAR CORRECTAMENTE

Todas nos exponemos día a día a factores que dañan nuestro pelo. Ya sea porque nos gusta cambiar de look y nos sometemos a tinturas y herramientas de calor a diario, o porque simplemente nos exponemos al ambiente contaminado, el sol y los climas extremos. 
Las mascarillas capilares son una parte importante para mantener la salud de nuestro pelo y aportar los nutrientes extra que el simple lavado no llegan a reponer.

Pero para aprovechar los beneficios de nuestros tratamientos es importante que prestemos atención a cómo la usamos, para no cometer errores que terminan afectando la efectividad de nuestro producto.
Por eso te cuento los errores mas comunes que tenes que evitar.


Guardarla en el baño.


Sí, así como lo leen! Guardar cualquier tipo de cremas en el botiquín del baño o al lado de la ducha es casi siempre un error! La humedad que hay en el ambiente del baño, constantemente, hace que los productos pierdan la efectividad de sus ingredientes activos más rápidamente. Si te aplicas la mascarilla durante el baño y dejas el pote abierto, al lado de la ducha, además le está ingresando agua, lo que hace que se diluya y se eche a perder aún más rápido.
Cómo solucionarlo?  Muy fácil! Guarda tus tratamientos capilares (y los del rostro también) en un ambiente seco como puede ser en tu habitación. Cuando vayas a utilizarlo simplemente toma la cantidad de producto que vas a usar (lo que me lleva al siguiente error) y litso!


Tomar producto con la mano

Cómo tomas el producto antes de aplicarlo? Si tu respuesta es con la mano y directamente del pote; amiga, estás cometiendo otro gran error! Al meter la mano en el pote lo estamos contaminando, la acidez de nuestra y las bacterias que tenemos en nuestra piel oxidan los productos y estos pierden efectividad.
Cómo lo solucionamos? Cuando retiras la cantidad necesaria para tu pelo, hacelo con una espátula o cuchara de plástico. No uses nada de metal, sólo plástico !



Aplicarla sin tener el pelo en condiciones


Para aprovechar al máximo un tratamiento, sobre todo si lo usas durante el momento de la ducha, es importante tener el pelo limpio y húmedo. Lavate el pelo con shampoo normal, no uses acondicionador y secá el cabello con una toalla para quitar el exceso de agua antes de aplicar tu mascarilla. Si aplicas tu máscara con el pelo muy mojado o seco,el producto no se va a poder distribuir correctamente ni penetrar y vas a terminar desperdiciando mucho producto.



No aplicarla correctamente en el pelo


Es muy importante que apliques el producto sólo en los largos, sin tocar la raíz para que no quede grasa. Y no te olvides de tomarte tu tiempo y aplicarla mechón por mechón, masajeando suavemente. Podés usar un peine para ayudar a distribuir muy bien todo el producto.


No dejarla actuar el tiempo correcto


Acá es importante que leas atentamente las instrucciones de tu mascarilla! Dejarla actuar mucho más tiempo no tiene sentido y hasta puede ser contraproducente!
Si usas tratamientos caseras deberías dejarlos al menos 30 minutos y siempre usando algún gorro térmico para ayudar a que los ingredientes penetren.


No usar el tratamiento correcto para tu tipo de cabello


Este es el más común de cometer!  Y es que a veces no sabemos lo que necesita nuestro pelo y las marcas venden mascarillas que prometen más de lo que cumplen.

El pelo necesita de Hidratación, Nutrición y reconstrucción. Todos los cabellos necesitan de estos tres tipos de tratamientos, en mayor o menor medida, claro, pero todos necesitan de los tres.

Para no hacer extenso este post, voy a entrar en más detalle sobre la porosidad del cabello y los tratamientos en otros post pero por ahora les dejo la información o más  resumida que puedo.

Los cabellos maltratados, quebradizos y de porosidad alta, van a necesitar más tratamientos reconstructivos para aportar proteínas a la fibra capilar y lograr cerrarla, haciendo que la hidratación se mantenga en el cabello. Las pueden identificar entre los ingredientes de sus mascarillas como keratina, colágeno, creatina, arginina, proteínas hidrolizadas, etc.

Los cabellos secos, opacos y no muy maltratados necesitan de más hidratación para reponer el agua y darle movimiento y brilo al cabello. Los tratamientos hidratantes deberían ser a base de agua y pueden encontrar otros ingredientes como aloe vera, glicerina, panthenol, miel, etc.

Los cabellos con puntas abiertas, sin movimiento, de mucho volumen o con mucho frizz van a beneficiarse de más nutrición para disminuir el frizz y aportar maleabilidad y suavidad al cabello. Los nutrientes los pueden identificar como aceites y mantecas, como aceite de coco, oliva, jojoba, argán, almendras, etc y manteca de karité,de cacao, etc.


No usarla con la frecuencia correcta


Este punto depende de dos factores claves; el estado de tu pelo y el tipo de tratamiento que uses!
Si tu pelo está muy dañado podrias usar un tratamiento hidratante junto con uno nutritivo una vez a la semana y uno reconstructivo cada 15 días.
Si tu pelo no está tan dañado podes hacer lo mismo pero reducir el tratamiento reconstructivo a una vez al mes.
No se pasen con las proteínas por más maltratado que crean tener el pelo, porque en mucha cantidad es contraproducente y hace al cabello más duro y quebradizo.
Lo importante es que dejes descansar el pelo entre tratamiento y tratamiento, haciendo al menos un lavado sólo con shampoo y acondicionador.


No hay comentarios. :

Publicar un comentario